Presentación general [fr]

  • Unas relaciones políticas excelentes que se ven reflejadas, por ejemplo, en las numerosas visitas oficiales de alto nivel.

Francia y España mantienen una relación excepcionalmente sólida, que se caracteriza por unos vínculos marcados por una gran confianza: la cooperación en materia de lucha contra el terrorismo, las relaciones económicas y comerciales, los intercambios humanos, científicos y culturales son algunos de los puntos fuertes de nuestra relación. El eje europeo también es estratégico ya que ha favorecido los intercambios y los proyectos comunes. Asimismo, franceses y españoles comparten muchos intereses y una misma visión del futuro de la Unión Europa, lo que les sitúa a la vanguardia en los asuntos europeos tal como fue el caso, últimamente, de los fondos de recuperación europeos tras la epidemia de Covid-19.

GIF

Esta sólida e intensa relación se traduce además por las frecuentes visitas de alto nivel y por las cumbres bilaterales. La última edición de la Cumbre bilateral se celebró el 15 de marzo de 2021, en Montauban, cuidad donde fue enterrado el último presidente de la Segunda República Española, Manuel Azaña. El presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, firmaron, con este motivo, un acuerdo sobre la doble nacionalidad. Los 26 ministros que participaron a la cumbre se unieron a los trabajos por videoconferencia. Anteriormente, el 26 de julio de 2018, el presidente de la República, Emmanuel Macron fue recibido por el Rey de España, Felipe VI, y por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para abordar los principales asuntos bilaterales y europeos. También cabe mencionar la visita de Estado de la pareja real a París en 2015, ocasión que el rey Felipe VI aprovechó para expresarse ante la Asamblea Nacional. Las visitas ministeriales, que permiten a las administraciones francesas y españolas trabajar juntas, también son numerosas y se realizan de forma periódica, en todos los ámbitos. Estas visitas son a la vez el reflejo y el motor de esta relación bilateral de confianza entre nuestros dos países.

JPEG - 94.2 KB
El Presidente de la República, Emmanuel Macron, visitó España el jueves 26 de julio de 2018 - Encuentro con el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en La Moncloa.
Pool Moncloa / Fernando Calvo
  • Una sólida relación económica privilegiada e histórica

La relación entre Francia y España en materia económica y comercial viene marcada por intensos y diversificados flujos. En 2020, según las Aduanas españolas, Francia es el primer socio comercial de España, con intercambios de bienes por un valor de más de 70 000 millones de euros al año; es su primer cliente (representa el 16,1 % de las exportaciones españolas) así como su tercer proveedor (el 10,4 % de sus importaciones son españolas).

De forma recíproca, según las Aduanas francesas, España dispone de una cuota de mercado al alza en Francia en el 2020 (el 7,1 %) mientras se mantenía estable desde 2016 (alrededor del 6,5 %). En el año 2020, España sigue siendo el 4º cliente de Francia y llega a ser su 4º proveedor (mejorando 2 puntos en comparación con 2019).

Esta relación comercial se completa con intensas inversiones cruzadas: Francia es el 2º inversor en España con más de 2 800 filiales de empresas francesas que emplean a más de 350 000 asalariados. En cuanto a las empresas españolas, están muy implantadas en Francia con cerca de 900 empresas que emplean a más de 61 500 personas.

  • En los asuntos de seguridad, trátese de policía, justicia o defensa, la cooperación bilateral reviste un carácter estratégico.

La lucha contra el terrorismo, el crimen organizado y la inmigración ilegal son las principales líneas de la cooperación en materia de seguridad interior entre nuestros dos países. España es el primer socio de Francia en materia de seguridad interior, como lo demuestra la extensa red dedicada a esta cooperación: 12 policías y gendarmes franceses incorporados en las administraciones españolas y una magistrada de enlace que trabaja en el ministerio español de Justicia. Esta cooperación policial y judicial también existe en el nivel operativo, de forma muy concreta, activa y diaria. En 2017, se firmó en Madrid un acuerdo para que se traspasara material que fue incautado durante procedimientos judiciales relacionados con ETA. Como símbolo de una cooperación ejemplar entre los dos países en materia de lucha contra el terrorismo, este acuerdo dio lugar, el 1 de octubre de 2018, a un acto de entrega a las autoridades españolas del material incautado en el marco de los procedimientos incoados en Francia contra ETA, en presencia del primer ministro francés, Edouard Philippe, y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La relación entre Francia y España también se manifiesta en el ámbito de la defensa; relación en la que ambos países consideran al otro un apoyo esencial y estratégico. La cooperación entre todos los cuerpos militares es muy sólida, y la fraternidad de armas hispano-francesa se pone de manifiesto y se le rinde homenaje muy a menudo. La operación francesa Barkhane en el Sahel es un claro ejemplo de este apoyo mutuo. Las fuerzas españolas prestaron un apoyo logístico fundamental sobre el terreno a sus homólogos franceses. Francia y España también cooperan en el Golfo de Guinea, en el oceano Indico, en las misiones de la OTAN en las que se despliegan de forma concomitante y en las operaciones de la Unión Europea, en las que aparecen entre los primeros contingentes en términos de personal.

Por último, en el ámbito de la industria armamentística, nuestros dos países son propulsores de varios programas de armas llevados a cabo en el marco de una cooperación europea, como los emblemáticos Airbus A400M o el helicóptero Tigre. Igualmente, España es, junto con Alemania, nuestro socio para el importante programa del Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS/NGWS), que debería promover la estructuración de la industria aeronáutica de defensa europea en los próximos años.

PNG

  • La cooperación hispano-francesa se distingue en los ámbitos de la educación, de la lingüística y de la cultura.

En 2015, se inauguró en Málaga una sucursal del Museo Pompidou. Esta inauguración es uno de los numerosos símbolos de la cooperación cultural entre Francia y España. En efecto, la red cultural francesa en España es muy amplia, con seis Instituts français (Barcelona, Bilbao, Madrid, Zaragoza, Sevilla, Valencia) y veinte Alianzas Francesas.

A todo esto hay que añadir que el francés es la segunda lengua extranjera impartida en España: cerca de 1,3 millón de alumnos españoles lo aprenden (2 millones de franceses aprenden el español). La red educativa de los liceos franceses en España es la más importante de toda Europa y la tercera a nivel mundial. Asimismo, el «Bachibac» permite a alumnos españoles poder integrarse en una sección hispano-francesa que les permitirá obtener al mismo tiempo el bachillerato y su equivalente francés, el baccalauréat. De esta forma, podrán tener acceso a las universidades tanto españolas como francesas.

En el ámbito universitario, Francia es el segundo país que más estudiantes españoles recibe con el programa de movilidad Erasmus, y existen muchos acuerdos entre los grandes organismos franceses de investigación y desarrollo (CNRS, INSERM, INRA, IFREMER) y sus homólogos españoles. Francia es el tercer socio científico de España.

  • Por último, no debemos olvidar la importancia y la riqueza de la cooperación transfronteriza.

  • En el ámbito de la cooperación transfronteriza, las interconexiones transpirenaicas son retos prioritarios para Francia y España como lo demuestran los numerosos proyectos que se han llevado a cabo estos últimos años: infraestructuras ferroviarias (línea de alta velocidad Perpiñán-Barcelona), interconexiones eléctricas (línea entre Baixas y Santa Llogaia que permitió duplicar la capacidad eléctrica y que fue inaugurada el 20 de febrero de 2015, proyecto de línea submarina en el Mar Cantábrico, que recibió financiación europea por valor de 578 M€ en enero de 2018, y que por tanto es la mayor ayuda financiera europea que jamás se haya concedido a una infraestructura energética), interconexiones de gas (gracias a la puesta en marcha, a finales de 2015, del gasoducto «Artère de l’Adour» al oeste de los Pirineos, la capacidad de intercambio alcanza los 225 GWh día, lo que equivale al 20 % del consumo francés o al 27 % del consumo español). En la última cumbre que se celebró en Lisboa el 27 de julio de 2018, nuestros dos países volvieron a confirmar su compromiso de cara al refuerzo de la Unión de la Energía y subrayaron el papel estratégico de estas interconexiones para mejorar el funcionamiento del mercado interior y contribuir a la descarbonización de nuestras economías.

Todos los servicios de la Embajada, así como los Consulados Generales de Francia en España y los cónsules honorarios son los que impulsan la cooperación a nivel local. También son los que permiten plantear y llevar a buen término proyectos de cooperación y ayudar a que Francia esté presente en toda España.

Un ejemplo concreto de cooperación transfronteriza es el hospital de Puigcerda, primer hospital transfronterizo de Europa. Esta institución, que se creó en 2010, se encuentra en territorio español: el hospital fue construido y es gestionado por Francia y España, para ofrecer servicios a los franceses y a los españoles indistintamente.

Última modificación: 17/03/2021

subir