Libertad, igualdad de género, fraternidad: la iniciativa «Jamais sans elles» (Nunca sin ellas) [fr]

Aprovechamos la celebración este jueves 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer para recordar el compromiso permanente de Francia en defensa de la puesta en marcha concreta de la igualdad de sexos. Entre varias iniciativas apoyadas por el Gobierno francés está una de las más importantes impulsada por la asociación #Jamaissanselles (Nunca sin ellas). El objetivo: sensibilizar la sociedad en su conjunto sobre la problemática de la igualdad entre hombres y mujeres.

JPEG

Francia siempre ha estado en la vanguardia de la lucha por la igualdad de género (por boca de escritores y personalidades como Christine de Pisan, Olympe de Gouges y François Poullain de la Barre, y sí, era una mujer).

Para luchar contra cualquier representación o mecanismo de opresión, resulta imprescindible analizar estos últimos. A ese respecto, la herencia de la filosofía que analizó y derribó las desigualdades, considera a Simone de Beauvoir (en particular en su libro Le Deuxième sexe (El segundo sexo)) una personalidad esencial en la historia del feminismo. Francia también cuenta con muchos intelectuales, escritores y psicoanalistas cuya influencia ha sido reconocida a escala mundial, como Antoinette Fouque o Françoise Giroud. Destacaron también artistas en su lucha por una mejor toma en consideración de las mujeres, como la cineasta Agnés Varda.

Hace ya mucho tiempo que las mujeres y los hombres políticos franceses tienen en cuenta la importancia de esta cuestión para la sociedad francesa y se han dado nuevos impulsos en las más altas esferas: el tema de los derechos de las mujeres y el de la igualdad van más allá de las fronteras partidistas y de los clivajes.

Un compromiso gubernamental

Francia se caracteriza por tener una de las tasas de actividad femenina más altas del mundo aunque siguen existiendo graves problemas y ataques a la igualdad entre hombre y mujeres, como lo son la brecha salarial (15 %) y la violencia de género.

Más recientemente fueron aprobadas unas leyes que imponen unos cupos en los nombramientos en puestos de responsabilidad en la administración, así como en los consejos de administración de las empresas para alcanzar «una igualdad real», es decir la implementación efectiva de la igualdad de género que va más allá que los derechos teóricos.

La diplomacia francesa se muestra muy activa en esta cuestión: de hecho, el ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores obtuvo, por su gestión interna, el sello «Égalité professionnelle» (Igualdad profesional) de la AFNOR(Asociación francesa de normalización y certificación) y, en cuanto a sus acciones exteriores, desde el año 2010, el cuerpo diplomático cuenta con una estrategia internacional para las cuestiones de género.

Pero Francia también se singulariza por una reflexión más a fondo, ingeniosa, incluso a veces polémica, sobre modelos de actuación alternativos, que no se basan exclusivamente en leyes sino que también sobre una concienciación de la sociedad en su conjunto, como por ejemplo a través de debates sobre la escritura inclusiva.

El gobierno francés está muy comprometido en este tema: cabe destacar que cuenta con una secretaria de Estado de Igualdad entre Mujeres y Hombres. El gobierno no sólo sigue legislando (por ejemplo sobre el acoso callejero y la violencia de género) sino que también apoya de forma activa las iniciativas lanzadas para alcanzar la igualdad.

« Jamais sans elles » (Nunca sin ellas): una iniciativa apoyada por Francia

JPEGUna de las más importante es la de la asociación #JamaisSansElles, que fue fundada en 2016 por mujeres y hombres emprendedores y que promueve la diversidad mediante acciones concretas, el compromiso individual de sus miembros fundadores y de los signatarios del llamamiento #JamaisSansElles, así como mediante la concienciación de toda la sociedad y de sus representantes sobre la problemática de la igualdad entre hombres y mujeres y los desequilibrios que persisten en numerosos ámbitos de actividad.

El principio de la Carta de la asociación es muy sencillo y eficaz ya que tan sólo ocupa una declaración: «A partir de ahora, no participaremos a ningún evento público o mediático en los que se debatan, comenten o juzguen temas de interés común, sociales, políticos, económicos, científicos o estratégicos, que no cuenten con mujeres como parte de un número importante de participantes».

Al igual que el Presidente de la República Francesa y muchas otras figuras públicas, políticas o emprendedoras, el Ministro para Europa y de Asuntos Exteriores es signatario de la Carta y la Embajada de Francia en España la aplica en todas sus actividades.

(en francés)

Última modificación: 20/03/2018

subir