Francia rinde homenaje a la Policía y a la Guardia Civil [fr]

El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, presidió la ceremonia anual de condecoración a la Policía española y a la Guardia Civil, en presencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de la secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella Gómez, del delegado del Gobierno de Madrid, del Teniente General, Thibault Morterol, y del Comisario general de la Policía francesa, Bernard Charbonnier.

Esta ceremonia, celebrada el 23 de octubre en la Residencia de Francia en Madrid, da fe, una vez más este año, de la excelente cooperación que existe entre Francia y España en materia de seguridad.

Dieciséis medallas de la Defensa nacional, veintinueve medallas de honor de la Policía nacional y cinco medallas de la Seguridad interior fueron otorgadas en este acto. De los condecorados: varios comandantes, coroneles y comisarios o inspectores jefes, hombres y mujeres que han destacado por su trabajo, especialmente en asuntos y expedientes relacionados con la cooperación hispano-francesa.

«La seguridad es el primero de los derechos del ciudadano», quiso recordar el embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, quien subrayó el hecho de que las condecoraciones se entregan como reconocimiento al compromiso de las fuerzas de seguridad españolas con Francia en varios frentes de actuación: terrorismo, inmigración irregular, crimen organizado, así como seguridad civil.

El ministro del Interior español también mencionó el tema de la seguridad civil, fundamental en el contexto actual, e hizo un repaso de la historia de la cooperación hispano-francesa, en particular de la fase decisiva que fue la lucha común contra ETA, durante la cual se creó una «confianza mutua» entre nuestros dos países, «que condujo a grandes éxitos y a grandes progresos». «Al otorgar estas medallas a nuestras fuerzas de seguridad, les convierte, en cierto modo, en franceses», concluyó Fernando Grande-Marlaska.

Cuando intervino el Comisario general de la Policía francesa, Bernard Charbonnier, expresó «su satisfacción por la excelente cooperación operativa bilateral». También recordó que España se encontraba en la vanguardia de la lucha contra el terrorismo internacional, contra cualquier forma de delincuencia organizada y la inmigración irregular: «La amistad, la confianza y la profesionalidad nos permitirán luchar contra todas las amenazas de forma exitosa».

Por su parte, el Teniente General de la Gendarmería Nacional, Thibault Morterol, quiso encomiar «la determinación» de las fuerzas de seguridad españolas y elogiar «la fraternidad de armas». Hizo especial mención a los trabajos en curso para elaborar un plan de interceptación en la frontera y para luchar contra las redes criminales. Asimismo, Thibault Morterol subrayó «la gran similitud de opiniones y de conocimientos» imprescindibles para que las operaciones en el Sahel se desarrollen adecuadamente. El Teniente aprovechó la ocasión para anunciar la llegada inminente de alumnos de la Guardia Civil a la Escuela de Gendarmería de Dijon, donde empezarán un curso común con los gendarmes, «una formación en común inédita», que se alineará perfectamente con la estancia común en Valdemoro.

Más información:

[VIDEO] La relación franco-española en materia de seguridad:
Hemos recopilado las pericias del Ministro-consejero, Gautier Lekens, del Agregado de Seguridad interior, Jean-Marc Souvira, y del Oficial de enlace con la Policía nacional española, Nicolas Engel.

Última modificación: 13/11/2018

subir