Francia, en la vanguardia de la protección de la biodiversidad [fr]

Para responder al llamamiento de los científicos de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), que se reunieron en la sede de la UNESCO de París, el Presidente de la República Francesa anunció, el 6 de mayo de 2019, algunas medidas intensificadas en varios ámbitos. El Jefe de Estado reiteró de esta forma el compromiso y la ambición francesa en materia de medio ambiente a escala nacional, europea e internacional.

En los ámbitos de alimentación, agricultura y pesca, Emmanuel Macron solicitó «un cambio en nuestros modelos» y reafirmó los objetivos franceses de reducir a la mitad el uso de pesticidas de aquí a 2025 y de prohibir el glifosato en 3 años. La protección del suelo y la gestión de nuestros territorios también será unos de nuestras principales prioridades con, entre otros, la ampliación de las zonas marinas protegidas, pasando éstas del 22 % actual al 30 % en 2022. Por último, para proteger la biodiversidad, no hay otro camino que la lucha contra el derroche y contra cualquier tipo de residuo.

Para ganar esta batalla por la biodiversidad y contra el cambio climático, el Presidente también solicitó que se revisen los mecanismos presupuestarios y fiscales para que concuerden con nuestra ambición. Se tratará de ir comprobando, sector por sector, que nuestras normas y nuestros gastos son coherentes con nuestros objetivos de protección del medio ambiente.

Asimismo, Francia defiende una agenda europea ambiciosa, en la que se incluye, por ejemplo, la reducción a la mitad del uso de productos fitosanitarios de aquí a 2025, poner fin a la importación de productos agrícolas procedentes de la tala de bosques de aquí a 2030 o una ayuda financiera para los agricultores que se movilizan para alcanzar esos objetivos. No olvidemos que Francia es el único país europeo que se ha negado a la apertura de un acuerdo comercial con un país que quiere salir del acuerdo de París y en adoptar una estrategia de lucha contra la importación de productos procedentes de la tala de bosques.

Como demostración de la voluntad de Francia de ocupar el liderazgo de la movilización internacional, la protección de la biodiversidad y de los océanos será una de las prioridades de la presidencia francesa en el G7. Para seguir esa misma dinámica, el Presidente quiere celebrar una cumbre de alto nivel (jefes de Estado y de Gobierno) en Marsella, en junio de 2020, para preparar lo mejor posible la reunión de la COP15 de biodiversidad, prevista el mismo año en China y de la cual tendrá que emanar un acuerdo tan ambicioso como el de París. Cabe mencionar que Francia es el primer país del G7 en plasmar en forma de ley el cierre de las centrales de carbón y el único país del mundo en promulgar una ley por la que se pone fin a la producción de petróleo y gas en su territorio, con el objetivo de abandonar las energías fósiles.

¿Qué es la IPBES?

Creada el 21 de abril de 2012, la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) cuenta con 130 Estados miembros. A menudo definida como el «IPCC de la biodiversidad», la IPBES es la instancia científica y política mundial encargada de proporcionar a todos los responsables de tomar decisiones los mejores elementos concluyentes disponibles en lo relativo a las poblaciones y la naturaleza.
Su cometido: fortalecer las políticas y las decisiones gracias a la ciencia, con miras a la conservación y al uso sostenible de la biodiversidad, del bienestar humano a largo plazo y al desarrollo sostenible

JPEG

También en nuestra web:

- Cambio climático: el sector vitivinícola apuesta por la innovación

- COPVAL 2019: los jóvenes se preparan para negociar por el clima

- Energy Observer: el barco de energía limpia y renovable, 100 % eléctrico, hace escala en España

- COP21/ Cambio climático: miradas españolas sobre la gran cita de París

Última modificación: 11/06/2019

subir