El mando de operaciones español más cerca que nunca del dispositivo que ha desplegado Francia en el Sahel [fr]

Del 14 al 18 de octubre, una delegación de las fuerzas armadas españolas visitó Senegal y Malí, donde se reunió con tropas francesas, por invitación del jefe de estado mayor de la Defensa francesa.

Las visitas de delegaciones como ésta permiten no sólo mejorar el conocimiento mutuo, sino que también hacerse una idea sobre el terreno de los retos planteados y de las soluciones halladas por ejércitos amigos, que pueden utilizarse en otras zonas de operaciones.

El dispositivo de cooperación militar francés con los países de África Occidental, implantado en Dakar, fue presentado al comandante del centro de mando de las operaciones españolas, el teniente general López del Pozo. En Senegal, las fuerzas francesas contribuyen a la formación militar africana, conforme a los acuerdos bilaterales que se han alcanzado con cada socio, con miras a atender sus necesidades específicas: control en el mar, cuerpo a cuerpo, así como trabajo de los puestos de mando o entrenamiento de las fuerzas especiales. Este trabajo tiene entre otros objetivos, el de preparar a las unidades con miras a su despliegue en las operaciones de mantenimiento de la paz.

Después, la delegación visitó Malí, más concretamente Bamako, donde fue recibida por el general francés, representante de Barkhane en Malí y el general español, comandante de la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en Malí (EUTM Malí). En la capital, la delegación se reunió con el Embajador de Francia y la Primera consejera de la Embajada de España, así como con el jefe de delegación de la Unión Europea y la Embajadora de Gran Bretaña. Los responsables de las principales misiones internacionales (ONU, UE) o regionales (fuerza conjunta G5 Sahel), así como los jefes de las fuerzas armadas malienses también pudieron reunirse con ella.

Por último, la delegación se dirigió a la zona de despliegue más importante del dispositivo francés, en Gao, a dos horas y media en avión desde Bamako. Esta base dirige a las tropas francesas desplegadas en las zonas más inestables del norte del país.

Recibido por el jefe de los equipos franceses in situ, el teniente general López del Pozo visitó a las unidades de infantería, de helicópteros y de logística. También aprovechó la ocasión para visitar un bloque quirúrgico, establecido prioritariamente para las fuerzas francesas, pero que también se pone a disposición de las fuerzas malienses y de la población.

La delegación se quedó asombrada por la complejidad de las operaciones y por la experiencia de las fuerzas desplegadas. A día de hoy, la operación Barkhane se ve reforzada en las zonas fronterizas, donde lucha directamente contra los grupos terroristas armados.

Por su parte, el teniente general López del Pozo hizo hincapié en la importancia que tiene esta zona para España, pero también subrayó el apoyo que brindaron los aviones españoles a Francia, entre otros. Por último, quiso recordar que España dirigió la operación de la Unión Europea en Malí, y que interviene directamente, junto con Francia, en las operaciones que se realizan en la región.

Una hora después de que la delegación despegase de Gao, un soldado francés, el cabo Abdelatif RAFIK falleció a causa de un accidente en tareas de mantenimiento de vehículos. Con 23 años, Abdelatif RAFIK servía en el batallón de logística que organiza los convoyes de abastecimiento. En mayo de 2018, un soldado español, Antonio Carrera Jiménez, perdió la vida en Malí en un accidente de tráfico. Estas dos pérdidas nos recuerdan el sentido del sacrificio que motiva a los militares cuando llevan a cabo sus misiones.

Última modificación: 13/11/2018

subir