¡A la Embajada le gusta el arte contemporáneo! [fr]

El Institut français ha realizado numerosas acciones, desde decoraciones oficiales, hasta incluso la decoración de la Residencia del Embajador mismo: «Francia en España» es una apasionada del arte contemporáneo.

El 23 de octubre de 2018, el embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, concedió las insignias de Caballero de las Artes y de las Letras a Manuel Segade, en la Residencia de Francia en Madrid.
Tras graduarse en la Universidad de Santiago de Compostela, el gallego Manuel Segade emprendió una carrera profesional por toda Europa, empezando por Francia. En su discurso, el Embajador elogió su trayectoria artística y sus investigaciones universitarias. El Embajador también encomió el compromiso social de Manuel Segade como director del Centro de Arte 2 de Mayo en Móstoles, con el que quiere acercar el arte contemporáneo al mayor público posible.

JPEG

La Orden de las Artes y las Letras se creó el 2 de mayo de 1957 y depende del ministerio de Cultura; siendo éste último el que decide las nominaciones después de haber analizado las opiniones del Consejo de la Orden de las Artes y las Letras. Esta honorable condecoración francesa es una recompensa a «las personas que han marcado una diferencia en el ámbito artístico o literario, a través de sus creaciones o que han contribuido a la proyección de las artes y de las letras en Francia y en el mundo entero». Esta orden honorífica tiene tres rangos: caballero, oficial y comendador. La Embajada de Francia en España condecora a personalidades españolas que participan a la proyección de Francia en el extranjero con regularidad, por ejemplo: la escritora, directora de escena y actriz española Angélica Liddell, los directores de cine Jaime Rosales y Pedro Almodóvar, la directora del Centro Cultural Conde Duque de Madrid Concha Hernández, el escritor Arturo Pérez Reverte, la actriz Victoria Abril, entre otros ejemplos de personalidades que han recibido esta distinción.

El discurso de Manuel Segade, en el que fusionaba su carrera universitaria y su experiencia profesional en París con picardía y emoción fue muy aplaudido:
«Recordé un hecho elemental, del lenguaje: durmiendo en casa de una amiga en una visita Santiago, después de una noche de fiesta, ella me despertó porque creía haber perdido su cartera. En esos segundos en los que todavía no estaba despierto, le respondí automáticamente en francés. Durante unos años, puedo decir que soñaba en francés. Que el francés era mi lengua emocional. »
« Un hermano de mi abuela también fue condecorado por la República Francesa: había formado parte del grupo de ocho mil brigadistas españoles republicanos que ayudaron a la liberación de París. »
« Continué estudiando francés durante la carrera. Me mudó el gusto y entonces quería leer a Albert Camus, a Marguerite Duras y a Jean Genet; ; (…) Y por supuesto mi visión de la historia del arte contemporáneo pasaba necesariamente por el filtro de esa teoría del arte del postestructuralismo francés. . Debo decir que la estructura de mi pensamiento es, aún hoy, francesa. »
« Justo después de escribir mi piel en francés, decidí mudarme a París, en 2007: (…) La idea era retomar mi tesis, sobre los cuerpos que nacían a finales del siglo XIX en París: las dandis, las santas medievales canonizadas entonces como Juana de Arco, los cuerpos de las femme fatale, de las cocotte y las bailarinas de cancan…»
«Mis demás recuerdos de ocho años en París también son constituyentes. Las infinitas soirées à la maison, soirée crêpes, soirée tajine, soirée beaujolais… me enseñaron mucho del arte de la conversación. »

Discurso completo: pinche aquí

Para acabar, la Residencia alberga obras de arte contemporáneo que conviven con elementos artísticos más tradicionales: tras exponer las «Marianas» de Manolo Valdès durante varios años, hace poco el Embajador recibió «Lou in Antibes», una escultura de Jaume Plensa (Galería Lelong).

Instagram de la Embajada de Francia en España
Institut français en España

Última modificación: 26/10/2018

subir